lunes, 10 de diciembre de 2018

Complicado

Querido Sergi:

En nada harán cuatro meses desde que no te veo.

Aún ayer me permití sentir lo mucho que te echo de menos, en el sentido de que me permití llorar por ello. Escribir por aquí o pasar por tu página en facebook... me duele.

Se ha fugado contigo una parte de mí y estoy esperando que regrese tras el oportuno tiempo de duelo que no sé cuánto durará.

Eras pura alegría y vitalidad y es como si ellas se hubieran ido contigo, incluso mis fuerzas, mi energía, mis ganas de pintar la vida, esa en la que no estás... tan siquiera escribirla.

Aunque amo a los otros peludos, tú eras especial... muy especial... y el corazón se me ha quedado tan roto. Ninguno puede sustituir a ninguno, y a ti, tan único tú, tan diferente tú, tan tú... absolutamente imposible. Lo llenabas todo con tu presencia angelical, con tu forma de ser tan entusiasta, con tu amor tan fiel y agradecido.

Trato de distraerme pero no lo consigo. Estoy sin chispa, sin ganas, aunque las ideas sigan sobrando. Hastiada de todo.

Me duele literalmente el corazón, no solo metafóricamente.

Se acerca la navidad... envíame de regalo alguna señal... algo que me haga saber que aunque no te vea, por algún lado corres feliz.

Con todo lo que sé y es como si no supiera nada. Te necesito... necesito volverte a abrazar, volver a olerte, tocar tu precioso y suave pelo, sentir otra vez toda tu ternura...



lunes, 12 de noviembre de 2018

Volar por un mundo mejor

Querido Sergi:

Hoy confundí el rascador de los gatos contigo... Debido al color, por un momento me pareció verte tumbado en el suelo y te iba a saludar, como si no te hubieras ido. Entonces vi que era el rascador y recordé que ya no te puedo ver.

A veces uno consigue distraerse tan bien que se olvida de que tiene un dolor reciente pesándole encima. Es una de las estrategias vinculadas al duelo.

Sin embargo, no es bueno que las lágrimas queden sin llorar... y estoy llorando.

Hoy me encontré con la publicación de una amiga que también se siente culpable. Su gata ha fallecido y se siente culpable porque le tenía alergia y considera que no le dio todos los mimos que podría haberle dado.

Le comenté diciéndole que nada de culpa... pero recordé lo culpable que me siento yo. Mientras le escribía me di cuenta de que lo que le estaba diciendo a ella también valdría para mí. Vosotros no nos culpáis de nada y estáis ahí, siempre incondicionales. Sois el maestro que enseña a través del ejemplo y nosotros los alumnos más tontos y raros que os podían tocar.

Gracias por toda la paciencia que tuviste conmigo; por todas y cada una de las lecciones que me diste, magistrales; y gracias por tanto amor hasta el último momento, en el que seguías siendo tú mi fuerza.

Bueno... voy a cambiar de tercio que eso de llorar no lo llevo bien. Lo de Guipúzcoa va a ser a pesar de que estuve deseando que no se apuntara nadie (aquí pondría esa sonrisa con dientes del whassap). Tú ya sabes como soy... ha sido Reyes la que me lió con su entusiasmo por el proyecto de mi segundo libro, y claro, cuando quise darme cuenta ya todo estaba en marcha. Al principio yo pensaba que hablábamos por hablar, entremedias seguía pensando lo mismo, y cuando ya había fecha y me vi haciendo el cartel, pensaba que nadie se apuntaría. Me equivoqué.

El día que repartieron ambición en el cielo yo debía andar "por las nubes", despistada, como buena artista. Y cuando repartieron pereza para salir de casa debí ser la primera de la fila. Me han ofrecido otro lugar en Bilbao para hacer lo mismo y estoy jugando al despiste. Otra persona en mi lugar ya tendría organizado un calendario por toda España. No me puedo quejar de las oportunidades... pero yo tengo ganas de ser árbol, plantado siempre en el mismo lugar... y vendría un perrito como tú a echarme la meada, je, jajajajaja.

Ainsss, Sergi... me parece que necesito alguien que me ponga las pilas y no me quede otra que ganar mucho dinero, así podría colaborar en causas solidarias relacionadas con vosotros y con los niños, a día de hoy el único motivo por el que me gustaría ser rica hasta el punto de que esa riqueza marcase una diferencia en muchas vidas inocentes.

¡¡Oh!!... podría crear la Fundación Sergi, de ayuda a la inocencia. Si es que soñar es gratis ;) este sueño sí valdría la pena hacerlo realidad... por tanto que los animales me habéis aportado, sin duda, el amor más incondicional de todos junto con lecciones sobre la sabiduría. Por mi hija y tantos niñ@s que han sido mis maestros.

Nos doy un margen de 20 años... si lo hacemos en 10 mejor... y en 5 ya ni te digo. ¿Qué me dices? Empujarme entre tod@s los que estáis ahí, borrar mi pereza, concederme determinación, y sin duda alguna... volaré por un mundo mejor.

(Debería dedicarme a escribir discursos inspiradores, je).

Os amo, a ti y tod@s los que están a tu lado, junto a mí.

sábado, 3 de noviembre de 2018

Transformación



Hola, cielo:

Estoy de un solitario que no veas. Trato de comunicarme algo virtualmente para no empezar a creer que tengo fobia social, o por no perder la costumbre de comunicarme.

Hice esta ilustración para el 31 de octubre, acorde con la fecha. La titulé "Transformación".

Continuo creando imágenes y sin palabras... se me queda la mente en blanco... bueno, en blanco o con imágenes, no con palabras. No sé qué decir o no tengo nada qué decir.

Jung decía que nadie se ilumina fantaseando figuras de luz sino haciendo consciente su oscuridad...




martes, 30 de octubre de 2018

Universal



Amado Sergi:

Estamos bajo el influjo de escorpio, mi ascendente, el signo de la transformación profunda, y este año estoy sintiendo hermosa su energía.

He regresado al fascinante mundo de la creación sin palabras con más ganas, renovada. Sintiendo que soy parte de la energía que crea, sin ser un yo, y eso me gusta... me encanta no ser yo y sentirme parte de un todo en el que solo soy esa ínfima parte que en su insignificancia cobra un gran significado, un gran sentido: cuando el ego desaparece es cuando realmente sientes el éxtasis de ser.

Tantas personas que me han dicho que querían ser capaces de meditar y no lo conseguían... tantas veces que me pregunté cómo poder mostrarles la maravilla de la meditación profunda... y así nació el precioso proyecto: "El arte de Ser: Teoría y práctica de la meditación a través de la pintura abstracta".

Hay una explicación teórica sobre el tema, pero lo realmente trascendente es la experiencia práctica; el que puedan experimentar por sí mismos el trance de la meditación y como la unión a esa energía universal es pura creación ilimitada y maravillosa que puede actuar a través de uno si uno se pone a su servicio.

No tengo ninguna pretensión. Esto ha nacido para quien lo quiera sin que yo busque nada en ello más que compartir si así los demás lo desean. En mi caso, la experiencia da lugar a imágenes, pero dependiendo de cada cual, puede tomar formas muy distintas. Yo propongo un paso de los muchos a través de los cuales se puede llegar al mismo destino.

Cierto que explico el por qué de la pintura abstracta como un primer paso, un primer acercamiento, debido al hecho indiscutible de que lo abstracto confunde al lado racional del cerebro que es el cual bloquea la capacidad de meditar.

La imagen que acompaña este post refleja mi estado interior actual... ese sentirme en comunión con el Universo, con esa energía de la que todos formamos parte.

Lo "grave" de esto, de cuando me dejo llevar por esta conexión, es que se hace enorme para los límites humanos... me sobra tanta energía, se vuelve tan ilimitada la capacidad creativa, que me sobrepasa y tengo que ejercer cierto control para adaptar el tema a mi vehículo físico en esta dimensión (lección que aprendí a base de llevar al límite mi cuerpo físico y encontrarme con las consecuencias de ello, lo cual he rectificado este año).

Así que en este momento soy pura energía creativa tratando de contenerse en sí misma para no volverme loca con su intensidad.

Te amo, peludín, y te siento en ese todo del que formamos parte.<3 p="">



domingo, 28 de octubre de 2018

Ahora que te has ido...



Mi querido Sergi:

Sabes que antes de que tú partieras siempre te decía que eras mi príncipe. Ahora que tú te has ido, le digo a Wicca que él es mi hombrecito ideal... y fue así como surgió esta imagen. Es Wicca convertido en hombre, jajajajajaja.

Sí... es mejor tener por pareja un peludín, que corren tiempos extraños para eso de las relaciones.

No sé si me he quedado anticuada... probablemente sí. Todo parece ir muy rápido, todos tienen prisa; como dice la frase: el sexo se ha convertido en algo tan fácil de conseguir que el amor se ha vuelto imposible de encontrar (o algo parecido).

No faltan los pretendientes, de hecho los pretendientes sobran, en plan mejor que faltaran para no estar dando negativas. Cuatro esta semana. Yo no sé qué demonios ocurre. Con la edad que tengo y no entiendo tanto pretendiente.

Antes a mi edad ya no se ligaba... ahora resulta que ya no somos cuarentones... somos cuarentañeros... y la verdad es que pega porque esto parece como haber retrocedido a la adolescencia, solo que yo no me siento adolescente y me veo fuera de lugar.

Ah... añadirle eso de las amistades con derecho a roce, cosa de los tiempos modernos. Respeto que otros lo vean viable pero yo no acabo de comprenderlo. Tengo la sensación de que el sexo está sobrevalorado y que es confuso mezclar tocino con velocidad: la amistad es amistad, y el roce es roce. Y si amistad y roce se juntan, para mí eso ya es una pareja. Es que mi mente es tan sencilla...

Teniendo en cuenta todo esto... es normal que a día de hoy vea inviable y sin futuro el tema tener pareja. Mis ideas están demasiado claras y los hombres andan muy espesos (por lo menos los que conozco yo). Ya ni apetece conocer a los que no conozco más allá de su primer intento de "conocerme".

Uno de los primeros problemas es la conversación. Tener una conversación interesante con un hombre que intenta ligar es algo realmente difícil... ni para ligar son ingeniosos u originales. Estoy cansada de ser yo quien ponga el toque de humor y de que haya quien ni tan siquiera entienda el ingenio (tanto pensar en el sexo les embota la mente).

Aún por encima lo ponen todo tan fácil que no motiva ni empezar... es eso de ya saberse toda la historia y ¿para qué?.

Con lo cual, este fin de semana he rechazado varias propuestas y me he quedado con la mejor: mi amante, el arte, crear. Resulta mucho más satisfactorio.

Yo me estoy haciendo mayor y los de mi edad se están volviendo críos. El mundo va al revés. Al paso que voy, en nada los veré con chupete. 

Me parece que me he puesto muy seria con el tema hombres/pareja. Imagínate que el miércoles fui a clases de baile y lo que me apetecía era hacer yo de hombre y llevar a alguna mujer, porque solo cogerle las manos a otro hombre me daba repelús.

Pero no... no me van las mujeres. En este momento tampoco me van los hombres. La ilustración está chula, pero si ese hombre gato existiera de verdad, tampoco le haría caso. Así de desmotivada ando con el tema.

En fin, Sergi... debo estar madurando o algo así ¿tú qué crees?.

Te quiero, peludín!!!


sábado, 27 de octubre de 2018

Para vosotros...



Querido peludín!!

Llevaba tiempo sin crear una de mis muñecas... y ésta me recuerda a ti. Esa mirada que te mira allá donde quiera que estés, estando aquí también.

Algún día te pintaré. Todavía no puedo... pero sé que el día que lo haga vas a quedarme tan celestial como eres.

Sé que mi estado desanimado es parte del proceso de duelo. Hay personas, muchas, que no comprenden hasta que punto sois de la familia, hasta que punto se os ama... hasta que punto vuestra marcha llena de tristeza el alma.

Si muere una persona, dan por hecho que andas hecho polvo... pero si muere un animal, no puedes ir diciendo que sigues hecho polvo porque... te sientes tonto cuando te miran como te miran.

Recuerdo cuando murió Iris. Fui a enterrarla a uno de los campos de mi tía y ella se reía de mi estado; decía que si estaba así por morir Iris, una perra, cómo me pondría si muriera una persona. Pero, si soy sincera, vuestra muerte me ha dolido más que la de algún familiar... y esto a esa tía mía probablemente le parecería una barbaridad y tan solo es la realidad, mi realidad.

Hay familia con la que casi no he tenido trato alguno... hay familia con la que he tenido trato pero ese trato no aportó lo que vosotros... y lo que vosotros me aportáis es tanto. Creo que es el mayor amor que uno puede recibir.

Recuerdo mi niñez. Ya desde muy niña consideraba que los animales tenían derechos, cuando por aquel entonces para nada se defendían. Recuerdo que fue el que hubiese un animal en casa lo que me permitía dar abrazos y besos y recibir tanto como daba o más. Y a lo largo de mi vida, siempre habéis sido mi mejor consuelo, el amor más fiel e incondicional con respecto al cual nunca me sentía a la altura.

Tengo tanto que aprender de vosotros, los animales... y me duelen tanto las barbaridades que se cometen contra vuestros derechos... que necesito escapar a ese mundo que siendo niña encontré, creando, para dejar atrás todo lo antinatural del ser humano y conectar con esa esencia donde lo humano no existe y lo que existe no hay forma de nombrarlo... solo se puede sentir.

Gracias por estar ahí... en ese mundo al que escapo cada vez que me pongo a crear. Porque de vuestro amor nace cada obra que ha tenido lugar a través de mí.

Para ti, Sergi, para Iris, para Snoopy, para Life, para Tony... para el amor más puro que he conocido en vida.


jueves, 25 de octubre de 2018

Mi planeta



Hola, peludín:

La vida sigue. Lo de Guipúzcoa está en marcha y estoy... pufff... tengo ganas de esconderme bajo las sábanas y que otra persona lo haga por mí.

Ya sabes que surgió sin buscarlo, y dije sí por eso de fluir con el universo, pero... yo no estoy hecha para esto aunque me digan que sí. 

Me parece que tengo que cambiar de profesión. Se me pasa por la cabeza volver al diseño gráfico, lo cual tiene su lógica debido al patrón matemático subconsciente en el que estoy ahora. Pero el problema, sea cual sea la profesión, siempre es el mismo: mi gusto por esconderme y no relacionarme. Cosa que se acrecentó con el tema de la meditación profunda. Hay tanta paz en la soledad.

La imagen que acompaña este texto la titulé "Mi planeta"... Tú estás por ahí, correteando feliz.