miércoles, 8 de agosto de 2018

La complejidad de lo sencillo


Lo bonito del mundo virtual es que tengo excelentes amistades que de otra forma no habrían sido posibles. Más todavía en mi caso, debido a esa timidez que no se me nota nada. No se me nota la timidez por culpa de mi ascendente escorpio, pero mi signo solar es virgo y tengo la timidez propia de él.
Antes yo menospreciaba la astrología... después, no hace demasiado, comprendí su unión con el inconsciente, comprendí la lógica de la influencia de las distintas energías, incluidas las externas al planeta, y empecé a ver el tema de otra manera. Incluso me metí con la astroanamnesis.
Todo son formas que tiene el inconsciente de darnos pistas para resolver nuestro misterio y ayudarnos a vivir en armonía.
Cuando todavía menospreciaba la astrología, "de casualidad" conocí virtualmente a quien no solo acabaría siendo una buena amiga sino también una excelente maestra. La admiraba y la sigo admirando, pero cuando de aquellas me hablaba de la astrología yo pensaba "¿cómo puede ser que una mujer tan inteligente, tan sabia, crea en la astrología?". Y me estoy riendo recordando esto.
He sido tan escéptica, tan racional, que mi padre, siendo muy escéptico, me decía que no se podía ser tan escéptico como yo. Por eso muchas veces me pregunto cómo demonios ha podido suceder... y la respuesta es que la teoría fue demostrada con la practica: ver para creer... aunque también se dice "creer para crear"... ¿qué fue primero? en mi caso los hechos que demostraban las distintas teorías, con lo cual: ver para creer y después crear. Como buena virgo (acercamiento científico) puse lógica en lo que podría ser tomado como paranormal (ascendente escorpio).
Cuando a la gente le hablas de determinadas cosas suelen reaccionar como reaccionaba yo, o mejor (peor es imposible, ya que según mi padre yo era la más escéptica del mundo). Por eso me gusta tentarlos a probar, a buscar los hechos que les hagan ver para creer. Y quienes caen en la tentación...Como decía Einstein: "cuando una mente se abre a una idea ya nunca vuelve a su estado original".
Son muchas las distintas disciplinas estudiadas de forma autodidacta y que me han llevado a un nexo común. Es como el que estudia muchos idiomas para decir lo mismo y que lo entienda más gente. De ahí tanta disciplina, tanto idioma, que se pueden reducir a algo sencillo y básico: el inconsciente.
El subconsciente pesa... es mucho que desaprender... lleva años cambiar el aprendizaje equivocado de toda una vida, de tantos siglos; tienes que mantenerte alerta sobre tu mente y aprender a identificar y diferenciar subconsciente e inconsciente. Y a veces te despistas. 
Estaba despistada estos días y aun así enviando mensajes a mi inconsciente para que me ayudara a ver lo que no daba visto. Entonces surgió lo que compartí ayer en una determinada red social y que llevaba días dando vueltas en mi cabeza... el test de Rorschach... y lo vi tan claro. Comprendí. Pude ver lo que se me estaba escapando sobre mi subconsciente y también pude ver a mi inconsciente y su claro mensaje. Y todo volvió a ocupar su lugar.
Me resulta fascinante la complejidad de lo sencillo (y me estoy partiendo de risa con esta frase).
Gata negra en terra de meigas.
Miauuuuuu

martes, 7 de agosto de 2018

Cuando la guitarra suena


Cuando la guitarra suena, parece que llora tu ausencia...
Y te recuerdo... recuerdo tu música como si fuera ayer...
desde entonces, no ha parado de llover.


Ya nunca escuchar una guitarra puede ser igual que antes de ti;
ya nunca nada puede ser igual después de ti.


Me rompiste tanto que aún sigo buscando los pedazos.


Han venido y pasado promesas, trocitos que quieren regresar,
pero no puedo... ya no puedo volver a amar.
Se me clavó en el corazón cada astilla del zapato de cristal.


Cuando la guitarra suena, parece que llora mi ausencia...
y me recuerdo... recuerdo mi música como si fuera ayer...
desde entonces, no ha parado de llover.

Sonvak

lunes, 6 de agosto de 2018

El animal más tonto

¿No sentís dentro vuestra un ángel y un demonio peleando? 

Yo ando con mi demonio muy revolucionado y me pregunto qué pasaría si lo dejase salir.

De lo primero que haría sería echarle bronca a cada uno de los médicos que me lleva y después pasar de todos ellos.

Mañana tengo cita con la psicóloga... pero paso de ir. Me parece que como no le haga yo terapia a ella, nada productivo saldrá de esa cita. Es una mujer que ni tan siquiera sabe sonreír. Desde mi punto de vista, lo mínimo que debería saber hacer un psicólogo es sonreír. Creo que ella está peor de lo que pueda estar yo.

Médicos. Se ciñen al libro y no buscan aprender a través de la practica de lo que debería ser su vocación. No sirve de disculpa que el sistema sea un sistema de mierda.

¿Sabéis por qué a los pacientes nos llaman "pacientes"? por la paciencia que tenemos que tener... y esto no me lo he inventado yo.

Mi demonio particular comenzaría por cargarse a todo médico sin vocación, a todo profesor sin vocación, y absolutamente a todos los políticos... con los últimos ya me da igual que haya o no vocación. Si no saben llevar su vida personal, menos sabrán llevar un país.

Después me cargaría a todos los mayores de 40, lo cual me incluye. La de dinero que se ahorraría y la de puestos disponibles de trabajo que quedarían.

El humano se ha empeñado en vivir más años y ¿para qué? se pasa sus mejores años estudiando y trabajando, sin tiempo para lo que realmente es vivir. ¿Qué sentido tiene?. Tanta supuesta inteligencia y somos el animal más tonto de todos.

Sonvak

sábado, 4 de agosto de 2018

El último sueño


Deshacerse de lo viejo para dejar espacio a lo nuevo. Cerrar capítulos; cerrar etapas de la vida. Dejar peso atrás para volar cada vez con más libertad... Aprender a no necesitar mochila pues en la partida definitiva no la habrá. Desapegarse; comprender que todo está en uno y uno está en todo.

Comienza una nueva etapa en mi vida... 

Liberté, égalité, fraternité... (lema francés que también es mi lema).

Una buena forma de mantenerte "entrenado" en un idioma estudiado pero que no usas es escuchar y cantar canciones en ese idioma... como esta que adjunto y me encanta.

Que yo sepa no hay ningún antepasado francés en mi árbol genealógico... pero de todos los lugares del mundo hay algo en Francia que me atrae como si lo llevara en los genes. Quizá una vida pasada, otro siglo, otra familia... y la campiña francesa. O quizá es parte de mi patrón matemático.

Pertenezco a la generación que recibió estudios de francés en el cole antes de que el inglés lo desplazara. Siempre me resultó fácil el francés, incluida su compleja gramática. Mi profesora del cole era nativa y alababa mi acento al leer en francés... pero es que me encanta el acento francés.

De adulta me apunté a clases de inglés pero no me motivaba, ni me motiva. El inglés es un idioma que me recuerda a Tarzán y una forma primitiva de expresarse. Más tarde, cuando hice el Acceso para Mayores de 25 a la Universidad, volví a optar por el francés y me reencontré con una lengua que me gusta más que la que me ha tocado de nacimiento, sea a nivel regional como nacional. Bordé el examen.

Estoy enamorada de la campiña francesa sin haber estado en ella. No pasé de París, que también me enamoró sobre todo por la noche... la ciudad de las luces... preciosa, mágica. Cuando marchaba, en el aeropuerto, compré una revista inmobiliaria para ponerme al tanto de cuánto costaría una vivienda en Francia... Y así nació un sueño, el último de todos... la meta definitiva... el lugar donde pasar el final de mi vida antes de partir.

Mis sueños... Los veía imposibles, por eso eran sueños, y sin embargo mi corazón me impulsó a volar tras ellos, convencida de que lo que más importaba era el camino hacia el sueño... cada paso del camino... disfrutar ese presente del camino hizo que esos sueños se convirtieran en la realidad sin darme cuenta.

Ahora que esos sueños primeros se están asentando, veo posible lo imposible... al fin y al cabo lo he comprobado.

Siento que he conseguido de la vida todo lo que quería y que no necesito más... pero si la vida quiere que siga aquí, que vaya preparando la paga extra que quiero porque voy a por ella :)

Sonvak


La peor plaga

Ayer, viendo una serie, uno de los malos que pretendía extender un virus mortal decía que era lo que había que hacer por el excedente de población humana. Que la naturaleza en su sabiduría había inventado las enfermedades y las plagas para mantener el equilibrio del ecosistema.

Y es que el humano es la peor plaga de todas. El razonamiento de este "malo de película" me parecía bastante acertado. De hecho, él estaba dispuesto a sacrificar su vida por su creencia.

Para él, nos habíamos equivocado al pretender vencer a todas las enfermedades y buscar vivir cada vez más años. Y yo ya pensaba esto antes.

Hace unos días de nada le comentaba a alguien una de mis ideas que parecen una auténtica barbaridad pero que solo es parte de mis reflexiones de como solucionar este caótico mundo. Comentaba que yo instauraría una ley de muerte a los 55 años, a más tardar 60. En mi caso me falta poco para los 50 pero como si es ya... como si tengo que servir de ejemplo y ser la primera en la fila donde te den una pastilla que te haga morir dulcemente.

Si nos eliminamos todos aquellos que estamos viviendo mucho más que la edad promedio de los tiempos primitivos (en los que llegar a los 40 ya era la leche), la juventud y los que quedasen tendrían una vida mejor. Adiós tanta pensión; tanta gente ocupando puestos de trabajo cuando ya no tiene ganas ni fuerzas para ello; tanto gasto en sanidad a partir de una edad... etc... etc... etc... La limpieza que supondría eliminar tanta gente a partir de una edad, que ya ha tenido su oportunidad, daría más oportunidades y la posibilidad de un mundo mejor para quienes quedasen.

Haría falta un sistema de educación emocional equilibrado en el que la muerte no fuese un desastre sino un premio.

Parece una barbaridad lo que escribo, lo sé. Se supone que la edad da sabiduría (se supone) y que la gente madura aporta sabiduría al mundo... pero sabemos, está muy claro, que esto no es así en la gran mayoría de los casos.

La vida es biología. Pensar ha convertido el mundo en lo que es. Pensar no es sinónimo de sabiduría, parece más bien todo lo contrario. La civilización es algo antinatural y producto de ese pensar exagerado.

Voy a tener que escribir un libro sobre esta ficción que podría ser solución. Desarrollar en él las posibilidades de esta reflexión.

Y no os preocupéis. No soy terrorista. Como mucho solo me mataría a mí misma si eso supone dejarle a mi hija una mejor calidad de vida. Porque importa la calidad, no la cantidad.

Sonvak


Camellos de drogas legales

A lo largo de mi vida nunca me hizo gracia tomar medicamentos y escapaba de ellos todo lo posible, prefiriendo incluso aguantar bastante dolor antes que tomar algo para ello. Consideraba que eso mantendría mi organismo más sano y más resistente.

Hace 6 años llegó la Neuralgia del Trigémino... la madre que la parió... Recuerdo como al principio intentaba aguantar aquel dolor insoportable hasta que mi pareja del momento me encontró encerrada a oscuras, con las lágrimas cayéndome por la cara (sin llorar) y me llevó a urgencias aunque yo no quería. Le decía que aquello tenía que ser algo puntual y nada más... algo que se parecía al dolor de muelas más horrible de todos.

Así llegó un montón de medicación a mi vida. Lo gracioso es que unos medicamentos eran para paliar los efectos secundarios del medicamento principal "indicado" para la NT. Así como me recetaron la carbamazepina (neuropáticos) ya me recetaron antidepresivos y ansiolíticos.

La NT es una enfermedad muy poco investigada. No es mortal... solo la llaman "la enfermedad del suicidio" debido a la cantidad de personas que se han suicidado por lo horrible de su dolor. Por eso caí en esa pescadilla viciosa de la medicación.

Tardé bastante en aprender que tenía que tomar algo para el dolor tan pronto sintiera un mínimo de molestia de la NT. Me lo tuvieron que repetir varias veces en urgencias, a lo largo de unos años, para que a mí me entrase en la cabeza, además de que ya había llegado a la fase de la enfermedad que sientes pánico ante la idea de que se despierte el monstruo de tan horrible dolor.

Fue en el peor brote de todos que intenté suicidarme por primera vez. La verdad es que lo único que quería era dormir para olvidar el dolor que no me dejaba descansar. Llevaba tres meses seguidos sin parar ni un día el dolor y el dolor complicaba más todavía mi insomnio. Solo quería dormirme, pero las pastillas no hacían efecto.

Imaginar un dolor tan horrible que os haga desear estar muertos. La NT consigue que uno desee morir. Y yo, persona siempre positiva y optimista, llegué a ese punto después de cuatro años aguantando.

Entonces te aumentan la dosis del antidepresivo y del ansiolítico, añaden más historias y más. Los neuropáticos no me hacían efecto, así que cambiaban una y otra vez de tipo. Cada vez más medicación. La medicación para el dolor otro tanto de lo mismo... ya no hacía efecto. Te ofrecen morfina y prefieres morir a tomarla porque tampoco es calidad de vida... la calidad de vida que se te ha ido a la mierda desde que empezó la enfermedad y el círculo vicioso de la medicación.

Hubo más intentos de suicidio. Hablando con el psiquiatra el expuse un razonamiento que considero bastante lógico: "si tomando tanto antidepresivo y ansiolítico he intentado suicidarme, está claro que tomar esos medicamentos no sirve de nada". Comencé a leer los prospectos y curiosamente los antidepresivos producen depresión e ideación suicida, así como los neuropáticos y los ansiolíticos. Vamos... aquello me ratificaba en la idea de que no solo el dolor de la NT me jodía sino que también me jodía y mucho la medicación.

Decidí mandar a la mierda y sin ir poco a poco, al Zebinix. También que dejaría poco a poco el antidepresivo y el ansiolítico. Decidí que tenía que buscar por mi cuenta, dada la incompetencia médica, soluciones más naturales a mi enfermedad y si no las había entonces era mejor morir que la vida de mierda que estaba teniendo.

Probé la fisioterapia. Nunca me habían gustado los masajes... y aquellos masajes eran una tortura, pero consiguieron aliviarme. Mi espalda estaba toda contracturada desde los glúteos, y mis hombros y cuello parecían pura piedra. Mucho masaje para deshacer aquel desastre.

Fui también al dentista... una de las particularidades de la NT es que te parece que te duelen todas las piezas dentales y te gustaría que te las arrancaran para parar el dolor. El dentista dio con algo importante... con más de un algo importante y que la neuróloga había dicho que no lo era. Tras dos intervenciones del dentista, el dolor desapareció después de haber estado ahí 9 meses seguidos en su último brote, día a día, sin parar, y que ya me tenía loca. El dentista me extirpó un quiste y dos granulomas de un centímetro cada uno que estaban rozando el nervio trigémino del lado derecho. En el lado izquierdo era la muela del juicio junto con otra muela que pinzaban el nervio trigemino.

La desaparición del dolor me hizo pensar que estaba curada y me sentí la persona más feliz del mundo. Sin embargo, el dolor regresaría dos meses después.

Al final llegó el momento en el que me di cuenta de que tenía que seguir buscando soluciones por mí misma. Cambiar mi estilo de vida para encontrar por encima de todo la forma de vivir sin dolor.

Eliminación de medicinas que ya estaba claro no servían para nada. Evitar todo lo que me producía el dolor... demasiadas cosas... pero tenían que ser eliminadas. Esto incluía evitar personas que me alterasen emocionalmente. Vivir con mucha tranquilidad.

A día de hoy puedo confirmar que tengo más controlada esta enfermedad con mi estrategia que con la de los médicos supuestamente especialistas en el tema. "Idiopática" eso te dicen... significa que no tienen ni puta idea del motivo de tu enfermedad... y con esa palabrita se convierten en tus camellos de drogas legales.

Y este post lo escribo porque ayer fui a saber el resultado de una analítica... sale mal... y en vez de decirte alternativas naturales para solucionar el resultado (que las hay), más medicina. Lees el prospecto de la medicina y piensas "pero si esto me va a poner peor". Tiene más efectos malos que buenos para tu salud.

Yo no quiero medicinas, drogas legales, que me hagan vivir más pero llena de achaques. Quiero calidad de vida, no cantidad de vida. No tengo el miedo a la muerte de otros. No quiero esta nueva filosofía médica que no se involucra con el paciente y opta por la alternativa más fácil para ellos pero no la más beneficiosa para el paciente.

Sonvak

domingo, 29 de abril de 2018

El ladrón de las manzanas

Reflexiono sobre esa frase, más allá de nosotros.

Considero que la biblia es uno de tantos libros que transmite en forma de metáforas mucha sabiduría, claves para resolver el misterio de nuestra existencia.

Dios creó al mundo, creó a Adam, creó a Eva, a la serpiente y al árbol. Todo sucedió como él quería que sucediese.

Ese Dios, energía, todo, o como se le quiera llamar, escogió a la mujer para ser "tentada" por la sabiduría, y escogió al hombre para ser tentado por la mujer, representando lo terrenal. En un principio y debido a la fuerza física, el hombre, tentado por lo terrenal, convierte el mundo en un caos basado en lo superficial.

Y es en la mujer y en su sabiduría donde reside la clave para recuperar el paraíso perdido. ¿Por qué escogió Dios a la mujer para crear una nueva vida en su vientre, símbolo de un nuevo mundo?. ¿Por qué Dios creó a la mujer siendo más débil físicamente? La fuerza bruta no es la solución, en ella no reside la sabiduría, ni tampoco la verdadera fuerza, en ella no reside que el mundo sea un lugar mejor.

El hombre come de la manzana porque Eva se la ofrece, pudiendo él decidir alcanzar la sabiduría o quedarse con lo terrenal. Decide entonce someter a la mujer porque la sabe en realidad más poderosa que sí mismo, ya que ella ha sido la elegida. Decide convertirla en el símbolo del pecado para no admitir ante sí mismo que pudo decidir entre ser sabio o necio.

Y el hombre camina por el mundo cayendo en la tentación. Y la mujer empieza a despertar de su letargo, decidida a salir de la sombra y hacerse con el lugar que le pertenece por derecho en el destino del mundo. Pero no se puede caer en ningún extremo. La idea de poder corrompe. Tiene que existir el ying y el yang para que exista el equilibrio. Tienen que reconciliarse los opuestos para que la sombra sea integrada en la luz.

EL LADRÓN DE LAS MANZANAS

Expuesto todo eso que ha salido de la frase, esa frase indica que es el hombre quien roba las manzanas (el fruto de la sabiduría). Toda persona tiene en su interior lo masculino y lo femenino (ying y yang). Es nuestro lado masculino el que nos roba la sabiduría. El lado masculino es equivalente a lo terrenal y racional. El lado femenino es equivalente a lo intuitivo y la sabiduría del co-razón.

Cierto que Catwoman era ladrona, pero roba desde la sabiduría, por eso su cuerpo de mujer y su disfraz de gata negra. Representando el negro lo oculto, al igual que la luna y su cara oculta, símbolos también del poder escondido. Representando el gato aquello que el humano no es capaz de ver.

Uno de los significados de robar es "quitar de una cosa algo que forma parte de ella". Catwoman roba manzanas a veces hasta de quien ni se entera que las tiene.

Conclusión: tal y como acababa la conversación, el corazón es el que sabe, y a veces hacerle caso es igual que tirarse sin paracaídas. Pero precisamente esa imagen fue la que llevó a Einstein a su teoría de la relatividad, así que tirarse sin paracaídas no tiene porque ser símbolo de estrellarse y quedar hecho una tortilla francesa en el suelo, sino que puede acabar resultando que surgen alas y uno descubre que sabe volar.


Miau
(Catwoman es mi nick en una red social)