jueves, 10 de agosto de 2017

Podría...

Rezo a Dios por no perderme por ti, porque podría. Podría perderme en ti y no querer encontrarme, solo encontrarte. Podría hacerme adicta a tus besos, colgarme de tus pestañas para nunca estar lejos... de esos ojos, que son cielo y mar, un horizonte por explorar.

Podría dejar la razón y hacer caso al corazón... pero tengo miedo del podría, ese que se acaba convirtiendo en poesía, que se desliza por tu piel en forma de caricias que susurran lo que calla mi silencio. 

Podría dejarme llevar, navegar o volar, por el mar y cielo de tu mirada... pero podría quedarme atrapada, y solo tú me podrías salvar.

Miedo del podría, de poder, del puedo, que se convierta en un frágil zapato de cristal, que se pueda romper en astillas que lastimen mi pie... y después no poder caminar... sin ti.

Y da miedo, da mucho miedo, tenerte enfrente y pensar que me podría enamorar. Miedo de que tus besos se conviertan en mi aliento. Miedo de querer pasar la vida mirándote... tan solo mirándote, porque tus ojos me parecen el paraíso posible en este mundo terrenal.

No hay comentarios: