sábado, 5 de agosto de 2017

Amor idealizado

El amor idealizado, ese de pareja, no existe. Son cuentos de princesas, tan irreales como los cuentos de hadas o dragones.

El amor no tiene categoría. El amor se siente y punto.

Otra cosa es eso del enamoramiento. Enfermedad creada para la reproducción de la especie. La atracción biológica e inconsciente. Vas, te enamoras y crees que has dado con la persona ideal, tu alma gemela, sin quien no puedes vivir, por quien respiras, y blablabla....

Es una quien idealiza a esa pareja y le otorga características que con el tiempo descubre que no posee, porque es humano, igual que yo. Y caerse del pedestal, oinsss. Ahí es cuando debería surgir el amor, el amor sin más, sin categorías. Pero ¿cuántas veces no es así?... Cada día las parejas se rompen con más facilidad (o yo las rompo con más facilidad).

Te preguntas ¿para qué pasar este trabajito, si sola se está tan bien?. Puede que sea demasiado tajante, egoísta, a saber... Pero vivir sin pareja supone ahorrarse bastantes conflictos y una libertad con el tiempo de uno que no la paga la mastercard.

Los tiempos están cambiando. El inconsciente colectivo está cambiando. Y las mujeres estamos cada vez más hartas de hacer el papel atribuido a la mujer en una relación de pareja. Creo que cada vez somos  más las mujeres que disfrutamos de nuestra soledad escogida... Y como disfrutas esa soledad, enseguida mandas al de turno a paseo, a la mínima, porque ya lo tienes claro, o igual de feliz que sola, o  na de na.

La pareja "ideal" sería un equipo de dos que se apoyan mutuamente para avanzar en la vida, conservando la independencia emocional. Aunque esto es otra teoría más. Por algún motivo, me cuesta ver la vida en pareja como algo ideal. La vida en soledad es lo que me parece ideal. Y es que, al fin y al cabo, eso de la pareja es una moda establecida por los siglos de los siglos, que no tiene porque ser el estado ideal del ser humano.


No hay comentarios: