miércoles, 30 de agosto de 2017

Echo de menos mi vida

Apenas tengo tiempo de escribir, de hacer nada... echo de menos mi vida.

He comenzado en un trabajo. Son 12 horas y media seguidas, sin descanso. Intento adaptarme, pero es difícil. Solo llevo una semana y estoy agotada y estresada.

Apenas puedo ver el cielo desde ese lugar, ese cielo que por momentos parece que se me escapa. 

Otro idioma que desconozco... la impotencia de no poder comunicar.

No hay tiempo para pintar, para escribir, ni tan siquiera para ser yo.

Y me pregunto que tengo que aprender de esta lección que me envía el universo.

viernes, 18 de agosto de 2017

Terrorismo

Tanta gente víctima del odio, del fanatismo, tanta, a lo largo de los años, a lo largo de la historia del mundo, y sin embargo no se aprende... y es triste... realmente triste.

El odio siembra odio y así, el mundo nunca cambiará. Solo impidiendo que el odio haga nido en nuestro corazón podremos hacer de este planeta un lugar mejor para convivir.

Mantengamos nuestra atención centrada en la cantidad de personas que no somos terroristas. Existe un inconsciente colectivo que necesita muchas personas sintiendo amor para combatir tanto odio.El odio, a la primera persona que hace daño es a quien lo siente, y se suma a ese inconsciente colectivo lleno de personas que odian algo o a alguien. 

El cambio comienza en uno. En que uno no sienta odio. Pongamos cada uno nuestro granito de arena y un mundo feliz dejará de ser una utopía.

(Lo siento Barcelona... mi corazón está con vosotros).

martes, 8 de agosto de 2017

Nada volverá a ser igual...

Está amaneciendo y estoy despierta.

Recuerdo los tiempos en que dormía y tú aun vivías... y era feliz. Desde entonces, la felicidad ya nunca ha sido, es o será completa.

Ahora tengo que comprar el que mis ojos se cierren y Morfeo me lleve a algún lugar, en el que si tengo suerte, te puedo encontrar. Pero la suerte me esquiva.

Nada, nunca, volverá a ser igual.

Recuerdo cuando le decía a la psicóloga: "si no lo pienso, podría ser como si él siguiera vivo, y fuese uno de esos días en los que no nos veíamos... pero estaba vivo en algún lugar". No sé si ella entendía mi razonamiento que pretendía escapar de la peor pesadilla.

Si no fuera por mi hija, tu sobrina, con la que te gustaba jugar, creo que no habría salido de aquel pozo, donde ni tan siquiera el arte era un consuelo. Un año entero sin dibujar, sin pintar... y después llegaron mis muñecas tristes. No era capaz de dibujar ni tan siquiera una ligera sonrisa. Se habían ido contigo.

Trece años y cuesta ser capaz. Dicen que el tiempo todo lo cura, pero creo que hay heridas que el tiempo no puede curar. Solo con la muerte, desaparecerán.

Ya es de día... otro día más sin ti... otro día menos conmigo.

Preguntas...

Suelo hacerme preguntas, y cuando creo haber encontrado la respuesta, la pregunta cambia. O cambio yo. No lo sé.

En este momento me estoy preguntando: ¿y si es miedo?. Miedo a mí. Miedo a perder la estabilidad emocional que da la soledad. Miedo a tener algo que perder.

Que me haga esta pregunta es la prueba de que debo estar madurando. Porque antes no me pensaba las cosas; las sentía y punto. Con lo bien que estaba yo en los columpios.

Pensar, en algún sentido no es bueno; puede dar lugar a la no acción por ser precavido y no arriesgar.

Si no arriesgas, no ganas, pero tampoco pierdes. Y la vida se vuelve una línea recta a la que llaman equilibrio. La experiencia te ha enseñado que en algunas cosas casi es mejor no arriesgar. Hay apuestas que son muy arriesgadas... lo arriesgado es emocionante... pero has madurado y ya casi prefieres no emoción-arte. La emoción la dejas para el arte, y todo es más seguro.

Si antes te gustaba tener pareja y que fuese tu inspiración, ahora te da miedo conocer a alguien que pueda inspirarte. Y es que a veces la inspiración sale  muy cara a la larga. Oh, sí!! también existe la inspiración del desamor... pero a esa prefiero mantenerla muy alejada.

Y así resulta que te conviertes en tu propia inspiración... porque un amor te ha hecho tanto daño, que ya te da miedo volver a apostar tu corazón (con la de loctite que gastaste en recomponerlo!!!).

Las experiencias de la vida te cambian, y te van enseñando que lo más importante es amarse a uno mismo, para que cuando una relación se acabe, no sientas que con ella se acaba tu vida. Y cuando te amas, vas y empiezas a pensar antes de actuar... debe ser que cabeza y corazón tratan de ponerse de acuerdo. Eso es coherencia. A no ser que el corazón encuentre las razones esas que la razón desconoce y lo mande todo a la porra, claro.

Así que ahora tengo una nueva pregunta que responder: ¿es miedo?.

sábado, 5 de agosto de 2017

Amor idealizado

El amor idealizado, ese de pareja, no existe. Son cuentos de princesas, tan irreales como los cuentos de hadas o dragones.

El amor no tiene categoría. El amor se siente y punto.

Otra cosa es eso del enamoramiento. Enfermedad creada para la reproducción de la especie. La atracción biológica e inconsciente. Vas, te enamoras y crees que has dado con la persona ideal, tu alma gemela, sin quien no puedes vivir, por quien respiras, y blablabla....

Es una quien idealiza a esa pareja y le otorga características que con el tiempo descubre que no posee, porque es humano, igual que yo. Y caerse del pedestal, oinsss. Ahí es cuando debería surgir el amor, el amor sin más, sin categorías. Pero ¿cuántas veces no es así?... Cada día las parejas se rompen con más facilidad (o yo las rompo con más facilidad).

Te preguntas ¿para qué pasar este trabajito, si sola se está tan bien?. Puede que sea demasiado tajante, egoísta, a saber... Pero vivir sin pareja supone ahorrarse bastantes conflictos y una libertad con el tiempo de uno que no la paga la mastercard.

Los tiempos están cambiando. El inconsciente colectivo está cambiando. Y las mujeres estamos cada vez más hartas de hacer el papel atribuido a la mujer en una relación de pareja. Creo que cada vez somos  más las mujeres que disfrutamos de nuestra soledad escogida... Y como disfrutas esa soledad, enseguida mandas al de turno a paseo, a la mínima, porque ya lo tienes claro, o igual de feliz que sola, o  na de na.

La pareja "ideal" sería un equipo de dos que se apoyan mutuamente para avanzar en la vida, conservando la independencia emocional. Aunque esto es otra teoría más. Por algún motivo, me cuesta ver la vida en pareja como algo ideal. La vida en soledad es lo que me parece ideal. Y es que, al fin y al cabo, eso de la pareja es una moda establecida por los siglos de los siglos, que no tiene porque ser el estado ideal del ser humano.


martes, 1 de agosto de 2017

Dormir...

Quisiera dormir, dormir, y dormir... estar viva para quienes me quieren viva, pero dormir. Estar viva para quienes no quiero hacer sufrir, pero dormir.

No tener que hacer absolutamente nada. Quizá pintar, escribir... pero sobretodo, dormir.

Mi amante soledad se ha vuelto aislamiento. Y ya solo me siento segura cuando duermo o cuando pinto... Escribiendo no me siento segura... mi sombra se agazapa entre las palabras.

En este momento no consigo entenderme. Y es querer esconderme debajo de la manta para no enfrentarme a mí. La lucha me tiene agotada.

Mis días ya no están llenos de risas. Ya no soy capaz de contar lo que me ocurre. Y las amistades están ahí, recibiendo mis negativas... y yo ya no sé qué ha pasado, qué me ha recluido de tal forma en mí. No lo sé. Ya no confío en mis conclusiones. Me vuelvo loca con los cambios en mi forma de pensar.

Y escapo, me escondo de los demás, porque quiero esconderme de mí, del yo que me está atormentando y no me deja reír.