viernes, 7 de julio de 2017

Un día más...

Sin palabras, perdida entre la arena que se desliza por una silueta de mujer, encarcelada por el cristal de la vida.
Callada, escuchando mi silencio; motivos y desmotivos, razones que me dejan sin razón... la locura de la cordura que no me permite extender mis alas y volar... unos ojos que me miran pidiendo "quédate".
Y me quedo un día más... y ya queda un día menos.
Tiempo que se hace eterno en su no existencia comparada a mi existir. Tiempo que no me lleva pero me atrapa. Tiempo que odio mientras él me ama. 
Y no entiendo para qué, por qué... un día, y otro, y otro más... un día, y otro, y otro menos...
Pero miro esos ojos cada día, y decido que ese día tampoco volaré.

No hay comentarios: