sábado, 15 de julio de 2017

Solo hace falta un líder...

Soy sincera, directa, y transparente. Y me gusta ser así... me gusta que se sepa de qué voy y que la gente lo tenga claro conmigo, aunque eso suponga caerles mal. Para mí no es un problema caer mal... mientras me caiga bien a mí misma (o mientras no sea una caída física en la que te rompes algo). 

Hace tiempo, uno de mis profesores de arte decía que había que crear para llegar a un máximo de público... Yo le dije que consideraba mejor crear para mí misma, pues la obra sería más sincera, y llegar solo al público que vibrase en la misma frecuencia que yo.  

Uno no puede pretender caerle bien a todo el mundo, porque la única forma de conseguirlo sería ser hipócrita con uno mismo. Y me amo demasiado como para ser hipócrita conmigo.

Aunque puedo callar bastante, hay situaciones en las que considero que es mejor hablar (o escribir).

Mucha gente calla por supuestamente no meterse en "problemas"... y el tema no va de eso. Y es que, los cambios positivos que se han conseguido en el mundo  no se han conseguido callando, sino todo lo contrario... Incluso en ocasiones ha sido a través del grito de la rebelión por parte de aquellos que creían en sí mismos y en sus principios.

A veces hay que dejar de lado la individualidad y unirse por un bien común. A veces tiene que haber "guerra" para que después llegue la paz. Y para que haya esa "guerra" renovadora, el silencio no sirve de nada.

Solo hace falta un líder.




No hay comentarios: